domingo, marzo 04, 2018

El Voto Nulo es Libertad de Expresión

Por
Detesto la política ya que considero que lamentablemente en nuestro contexto nacional, como también sucede en muchos otros países, la misma ha degenerado convirtiéndose en el negocio de unos pocos y en el instrumento de defensa de los intereses de grupos elitistas nuevos y antiguos. No obstante, quiero hacer un pequeño espacio en mi blog para referirme en específico al "Voto Nulo", un tema que se ha vuelto tendencia en los últimos días en el marco de las elecciones legislativas y municipales de El Salvador en el 2018.

El "bullying" contra el Voto Nulo. 
el voto nulo es libertad de expresion

Quiero aclarar que no soy un experto en el tema, mucho menos soy abogado o algo semejante, sin embargo, sí me gusta leer e investigar antes de opinar respecto a cualquier tema y de igual manera me gusta tratar de comprender a fondo los contextos de las situaciones. 

En el caso del Voto Nulo, lo que yo puedo interpretar es que durante los últimos días se ha intensificado en todos los medios de comunicación una campaña impulsada por diversos actores que pretentende convencer al electorado salvadoreño a "no desperdiciar su voto" anulándolo, absteniéndose de votar o no asistiendo a las urnas. Vale mencionar que el espíritu de la campaña es que uno vaya y vote y eso está bien, todos deberíamos ir a votar este proximo 4 de marzo, incluso a votar nulo. 

Lo que yo defino como bullying del que ha sido víctima el Voto Nulo es el enfoque en hacerlo ver como un desperdicio basado en su naturaleza legal . Como sabemos la ley define al voto nulo como un voto con valor natural de "0" para efectos electorales. De allí el principal argumento de sus detractores: "Votar nulo es desperdiciar tu voto".   La verdad es que todos tenemos derecho a votar, incluso tenemos derecho a votar nulo. 

Siendo ese el valor sustantivo del voto nulo, por lógica y por ley el camino para elegir a nuestros gobernantes le compete a los votos válidos quienes definen los resultados de las elecciones. El único escenario en el que el voto nulo es relevante legalmente hablando es cuando el total de votos nulos supera al total de votos válidos, lo que obligaría en el caso a desarrollar nuevas elecciones. Esto sabemos que es poco probable que suceda, pero es un escenario legalmente contemplado por el cual el voto nulo adquiere un valor mínimo legal.

Creo que si el ciudadanto está consciente que el voto nulo no vale nada legalmente hablando y aún así decide emitirlo,  en ese momento el voto nulo emitido conscientemente adquiere su verdadero valor que se queda como subjetivo, pero  al final es un valor distinto al sustantivo asignado de "0" ya que se transforma en un mensaje que merece ser analizado e interpretado. 

El verdadero valor del Voto Nulo: Su mensaje.  

No podemos limitar el valor del voto nulo únicamente al de  su naturaleza sustantiva legal ya que como hemos visto, dicho valor es únicamente  "0" para fines electorales. Ese no es el único valor o el 100% del valor que define al voto nulo.  Como sucede con muchas otras cosas en la vida, el valor absoluto del voto nulo es real aunque también legalmente subjetivo pero ciertamente superior a "0". 

El verdadero valor del Voto Nulo está en el peso de su mensaje: Es una expresión popular. Sucede que ese voto es la opcíon real de aquellos que no se sienten representados, de esos que no encontraron opciones a considerar como viables dentro del "variado menú" de ofertas electorales. 

El voto nulo es por lo tanto una expresión popular, es un voto que cuenta para los fines de interpretación, tiene entonces un valor subjetivo que se tiene que considerar e interpretar por todos y mucho más por la clase política salvadoreña o de cualquier otro país donde se manifieste. 

A diferencia del "voto duro" que se otorga sin cuestionamientos por los hinchas de cada partido político sin importar el análisis del contexto o las acciones de sus dirigentes, el voto nulo es razonado y tiene a la base el desacuerdo con las acciones de los gobernantes o del partido en el gobierno; el descontento por el desatino en la toma de las decisiones importantes; la poca o nula voluntad en corregir acciones y costumbres corruptas del pasado, y toda una serie de situaciones que se pueden resumir en ese desencanto o decepción que producen la comparación entre la expectativa levantada en la campaña que los llevó al poder versus la realidad práctica en el día a día en el escenario político nacional.

El voto nulo lo hacen las personas que a su criterio creen firmemente que no hay opciones políticas que valgan la pena entre las ofrecidas en la papeleta de votación. Son personas que se decepcionaron de la clase política y buscan ser escuchados de alguna manera a pesar de que ellos conocen que no sirve de nada votar nulo para efectos electorales. Son gente con criterio propio y que optan por manifestarse públicamente ante la ausencia de credibilidad en los políticos tradicionales que insisten en conservar sus puestos.

El "nulovotante" no busca cambiar el estatus quo, busca poner a pensar a la clase política. Les dice en su cara: "Saben, estoy hastiado de ustedes, no me convencen, estoy decepcionado de ustedes. No los elijo por eso". Para mí eso también es democracia, es una expresión del pueblo.

Como buen vendedor o mercadólogo que debería de ser, el político debería interpretar el mensaje del voto nulo y esmerarse en  hacerlo de la forma más técnica posible a fin de identificar qué es eso que tiene que mejorar para satisfacer la expectativa de esa población. Si su negocio es la política, la premisa del vendedor es satisfacer las exigencias y necesidades de su nicho de mercado ¿Acaso no es esto sino simple sentido común? 

El voto Nulo al final es un Derecho

Visto de esta manera y dentro del marco de una democracia, puedo opinar que  votar  nulo también es hacer patria, es ejercer el derecho a votar, además hacer valer el derecho a la libertad de expresión. Votar nulo es el la opinión del ciudadano que se siente no representado, ese que no encuentra a quién apoyar porque ve a los mismos de siempre vendiendo promesas que al final se sabe que no se cumplirán. 

El voto nulo es un derecho legal que se contempla en el Código Electoral. Que no cuenta o no es una arma de castigo sustantiva en el marco de una elección presidencial o legislativa y municipal, pues ciertamente también es una realidad legal, sin embargo, como ya dije, al final es un voto y para los efectos individuales del votante, es un voto VALIDO emitido concientemente. 




0 comentarios:

Publicar un comentario